Residencia de adultos


El Servicio de Residencia de Adultos da apoyos a personas con discapacidad intelectual que por razones familiares, formativas o laborales no puede convivir con sus familias.

Se encuentra concertada con la Junta de Andalucía, concretamente 36 plazas.

Nuestras instalaciones son amplias y espaciosas. Se dispone de varias zonas, una destinada al descanso donde se encuentran las habitaciones, los aseos, etc. otra de ellas es para el ocio, donde se encuentra el salón, porche y jardines y otra para las comidas.

Cada uno de los espacios son amplios y luminosos, adaptados a las necesidades de las personas.

Por otro lado, la residencia cuenta con actividades de ocio internas, tales como talleres de Yoga, Biodanza, Flamenco y Percusión, así como salidas fuera. En este caso las propias personas son las que eligen las salidas que les apetece realizar, buscan información al respecto y la organizan.

Además, todas las personasparticipan en talleres ocupacionales (Cerámica, Jabones, Bolsas, Cafetería, Lavandería, Repostería, etc.) que les permiten aprender y mejorar sus habilidades funcionales.

La Residencia cuenta con un gran equipo multidisciplinar, desde el que se trabajan todos los aspectos de la vida diaria de las personas: necesidades básicas, ocio, relaciones familiares, participación en la comunidad, atención a la salud, atención psicológica, atención de fisioterapia, etc., abordando la problemática de la persona desde una perspectiva biopsicosocial, es decir, se aborda desde todas las perspectivas de la persona, con el principal objetivo de mejorar la calidad de vida de las mismas.

Se trata de un centro totalmente abierto, tanto al exterior, mediante la participación de las personas en la comunidad y en el entorno, como al interior, ofreciendo la posibilidad de que los familiares nos visiten pudiendo hacer uso de los espacios de cafetería, jardines, patios, etc.

Tratamos de que Asprodisis sea un punto de encuentro donde la gente quiera venir a pasar el tiempo con nosotros.

La herramienta fundamental de Asprodisis, y por ende de esta residencia, para impactar en la vida de las personas, son los Planes Personales de Apoyo (PPA). Los PPA, ayudan a mejorar la calidad de vida y a generar resultados personales que cada persona, junto a su círculo de apoyo (familia, persona de referencia, facilitador, etc.) se planteen.

Como metodologías específicas para dar apoyo a los PPA, utilizamos el Apoyo Conductual Positivo y el Apoyo Activo (ambas metodologías se complementan).

  • Apoyo conductual positivo, es una manera de abordar las conductas problemas, basándose en la prevención de éstas, apoyando a la persona a cambiar su estilo de vida y algunos de sus hábitos, siempre desde un enfoque positivo, de aprendizaje, y ético.
  • Apoyo Activo, es un modelo de trabajo que aumenta la participación de la persona en las actividades del día a día para que tengan experiencias positivas. Su función principal es la de generar y facilitar oportunidades de participar y contribuir en sus vidas y en la comunidad.