Residencia de adultos


En esta residencia se atienden a personas con discapacidad intelectual a partir de 16 años con necesidades de apoyo limitado.
En el servicio de Residencia de Adultos se fomenta la mejora y el mantenimiento de habilidades funcionales así como, de la autonomía personal y el principal objetivo es  mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Cada residente tiene un plan personal de apoyo en el que se fijan los objetivos para dar respuesta a las necesidades específicas de cada persona.

El servicio de Residencia de Adultos se encuentra concertado con la Junta de Andalucía.

Contamos con un equipo de profesionales multidisciplinar que prestan un servicio integral.