39 años de trabajo

ASPRODISIS nace en 1976, a iniciativa de un grupo de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual que reaccionan mediante su unión y el esfuerzo común a la falta de respuesta que tanto la administración como cualquier otro tipo de entidad ofrecían a las necesidades de los discapacitados en aquella época y, especialmente, en la Serranía de Ronda en la que centró su actuación.

Al principio ofrecíamos nuestros servicios, en unas instalaciones cedidas, pero a medida que el número de usuarios éstas quedaron insuficientes. En 1981 conseguimos instalarnos en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento. Los servicios de atención se diferenciaron entre Ocupacional, Unidad de Estancia Diurna, con servicio de comedor y un módulo de Ocio y Tiempo libre.

En 1997 recibimos una subvención de la Diputación de Málaga para poner en funcionamiento un nuevo servicio dedicado a la atención especializada de menores: el de dirigido a niños de entre 0 y 5 años y Reha funcional, que acoge a la población de 6 a 16 años. Este servicio ha sido recientemente conveniado con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

En noviembre de 2002 inauguramos Residencia de Adultos, con capacidad para 30 personas, y que tenemos concertada con la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de además el centro de terapia ocupacional, con talleres de jardinería, cerámica y bolsas de papel.

Otro de nuestros objetivos es contribuir a la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual, ofreciendo la formación y las herramientas necesarias para que éstas cuenten con mayores y mejores oportunidades de empleo. Así también homologamos con la Consejería de Empleo el curso de Alfarero Ceramista.

Activamos por tanto, una unidad de integración laboral, de la que surge la idea de crear un Centro Especial de Empleo. Y así nace en 2004 el Centro Especial de Empleo Ronda Asprodisis, que ofrece servicios a empresas de nuestra ciudad tales como, limpieza de oficinas, escaparates, comunidades, buzoneo, arreglos de jardines,…

En mayo de 2005 hacemos realidad otro proyecto, abrimos las puertas de un Kiosco en el Hospital de la Serranía, en el que ofrecemos prensa, regalos, golosinas, trabajos florales y muchos de los productos que los usuarios fabrican en el taller de cerámica, y lo más importante, que supone la contratación de dos personas más, una de ellas con discapacidad intelectual.

Otro de nuestros objetivos culminados ha sido poner en marcha una Lavandería Industrial. Apostamos por la creación de empleo estable para personas con discapacidad intelectual y por supuesto, para darles la formación necesaria para aumentar sus posibilidades de encontrar un empleo normalizado y con ello, facilitar su integración social.
Nuestra Lavandería Industrial lleva funcionando desde al año 2007. En estos cuatro años, hemos conseguido dar formación a más de 15 personas mediante cursos de F.P.E. y afianzar tres puestos de trabajo estables. Contamos con unas modernas instalaciones y maquinaria de lavandería, así como unos modernos equipos de dosificación que nos permiten procesar la ropa y realizar la recogida y entrega de la misma diariamente.
La creciente demanda de nuestros clientes, no solo locales, sino de toda la Serranía de Ronda (hoteles, restaurantes, casas rurales, …) ha hecho que nuestras instalaciones se hayan quedado pequeñas y nos encontremos ante la necesidad de ampliarlas para, poder desarrollar todos los servicios necesarios y ofrecer un servicio de calidad.

En 2010 inauguramos una nueva Residencia para Personas Gravemente Afectadas concertada con la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, con capacidad para 30 personas, así como una Unidad de Estancia Diurna para 10 personas más. Esto ha supuesto un importante impulso para la Serranía de Ronda, no solo porque ha dado respuesta a la demanda de plazas que teníamos, sino por el importante número de contrataciones que ha supuesto, en concreto más de 30 nuevos puestos de trabajo directos y más de 10 indirectos.

En la actualidad ASPRODISIS atiende a una población de más de doscientas cincuenta personas con discapacidad intelectual y, a menudo deficiencias motóricas o sensoriales asociadas, en los cinco centros antes mencionados.
Para ello dispone de un personal altamente cualificado, compuesto por más de 80 trabajadores, asegurando ofrecer la solución profesional y humana que éstos precisan, lo que ha supuesto su principal motivo de creación y de existencia desde hace más de treinta y siete años.

Hoy por hoy, nuestra entidad cuenta con unas instalaciones modernas y competitivas, que ofrecen diversidad de actividades, tanto terapéuticas como lúdicas, goza del reconocimiento de las instituciones y administraciones con las que trabaja y se coordina, para ofrecer siempre un servicio de calidad, tanto para los usuarios como para sus familias. En los últimos dos años hemos conseguido la acreditación en calidad de nuestros centros de día y nuestras dos residencias por parte de la Dirección general de personas con Discapacidad, dependiente de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.

En 2014 hemos puesto en funcionamiento un nuevo edificio, al cual se ha trasladado la lavandería, con nuevas instalaciones y maquinaria, capaz de asumir un mayor volumen de trabajo y dar una respuesta más eficaz a nuestros clientes. En este nuevo edificio encontramos además una Sala de Formación, que consta de la más moderna tecnología adaptada a las personas con discapacidad intelectual, y una cafetería, un espacio cómodo y adaptado, donde tomar un buen café o disfrutar de una buena comida.